RESTAURACIÓN DE LOS LAVADEROS DE VELILLA, VADILLOS, TORRE, LAGUNA, SAN ROMÁN…


Los hombres cuentan desde tiempo inmemorial con bastantes lugares de reunión, taberna, sindicatos, hermandades…para las mujeres, las visitas entre vecinas, las ocasiones de encuentro esporádicas durante la mañana, mezcladas por las faenas del hogar, el rato de la compra, etc. nos ofrece un centro de intercambio, de contacto y, a veces, de consuelo en una sociedad opresiva para la mujer. Los lavaderos suponían una oportunidad de comunicación y contacto, alivio, una ocasión única en la vida de la mujer.